«Pon toda tu vigilancia en custodiar tu corazón». (Proverbios.4,23).

«El mandamiento mismo que Dios había dado al primer hombre ordenaba CUIDARSE DE LA CABEZA DE LA SERPIENTE; es decir, de la primera aparición de los pensamientos peligrosos, mediante los cuales, trata de meterse dentro de nuestras almas.» Casiano el romano. … More «Pon toda tu vigilancia en custodiar tu corazón». (Proverbios.4,23).